La IPS Universitaria deja de prestar servicios en Apartadó (Antioquia)

“La IPS Universitaria sale asfixiada de Apartadó por las EPS, sale con mucho dolor por la comunidad y muy agradecida con el pueblo”.

A partir del 15 de enero, a la medianoche, la IPS Universitaria de Medellín dejará de prestar sus servicios de operación logística y asistencial de la Red Hospitalaria de Apartadó (Urabá antioqueño). La decisión, de mutuo acuerdo entre la institución de salud y la administración municipal, se da por razones jurídicas y financieras. 

De acuerdo con la IPS, la medida empieza a regir debido a las elevadas deudas que las EPS tienen con ella por la prestación de servicios en este municipio, una cifra que asciende a los 42.709 millones de pesos con corte a noviembre de 2018. 

Entre las EPS con mayores deudas están Savia Salud  (con el 40 por ciento del total), Emdisalud y Coomeva; a su vez la IPS les debe a sus proveedores 12.000 millones de pesos, lo que hace insostenible seguir funcionando en Apartadó.

“La IPS Universitaria sale asfixiada de Apartadó por las EPS, sale con mucho dolor por la comunidad y muy agradecida con el pueblo, pero la deuda es altísima y la IPS no podía seguir financiando, menos en esta situación de colapso que tiene, una operación que en el año 2018 financió por 17.000 millones de pesos”, dijo Marta Cecilia Ramírez, directora general de la IPS.

La funcionaria también explicó que en Apartadó contaban con 100 camas, especialmente para atención materno infantil. Además, informó que la operación en el municipio era de unos 3.500 millones de pesos mensuales, de los cuales solo recibían en pagos 1.000. Por ello, durante 2018, pagaron 30.000 millones de pesos y solo recaudaron 14.000. 

En Apartadó, donde se atendían personas de otros lugares de la región del Urabá, tenían un promedio de 90 pacientes hospitalizados por mes, sumado a las consultas externas y dos puestos de salud que operaban, el de mayor volumen de atención era el Hospital Antonio Roldán Betancur. 

Vale recordar que desde el 31 de octubre de 2018, la IPS le informó sobre la decisión a la administración municipal, la cual la aceptó. El 7 de noviembre tuvieron una reunión para empezar el empalme con el Hospital La María, que sería el nuevo encargado de asumir la operación, pero el empalme se detuvo ese mismo mes, aseguró Ramírez. En este momento, no tienen certeza de quién será el nuevo operador. 

REDACCIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s