Contraloría calificó como débil la gestión de la Supersalud

De acuerdo con la entidad, esta situación evidencia serias debilidades en la inspección y vigilancia que al respecto ejerce la Superintendencia Nacional de Salud.

Una auditoría de la Contraloría General de la República señala que los indicadores de permanencia de las Entidades Promotoras de Salud (EPS) se están incumpliendo y que mantienen cifras crecientemente negativas, revelando un profundo problema de sostenibilidad financiera del sistema.

De acuerdo con la entidad, esta situación evidencia serias debilidades en la inspección y vigilancia que al respecto ejerce la Superintendencia Nacional de Salud.

En el informe se explica que la exigencia de un capital mínimo (CM) y la acreditación periódica de un patrimonio adecuado (PA), como indicadores de permanencia, pretenden garantizar la viabilidad y sostenibilidad económica y financiera de las EPS.

Sin embargo, el comportamiento del capital mínimo en el consolidado del Régimen Contributivo y el Régimen Subsidiado entre junio de 2015 y diciembre de 2017, presenta un deterioro del 72%, al pasar de -$2,2 billones a -$3,8 billones.

En cuanto al patrimonio adecuado se tiene una tendencia negativa, al pasar de -$3,2 billones en junio de 2015 a -$5,6 billones a diciembre de 2017, para una caída del 75%.

La Contraloría señaló que “la tendencia de los indicadores de permanencia y los resultados al cierre de la vigencia 2017, ponen de presente un papel ineficaz de la Superintendencia frente al cumplimiento de sus funciones de inspección, vigilancia y control, como elemento clave para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema”.

Para esa entidad, otro síntoma que da cuenta de las debilidades de la Superintendencia de Salud es lo que le pasa a las entidades que ameritan una intervención directa y entran en medidas especiales, ya que una buena parte de ellas nunca logran salir de ahí y terminan liquidándose, por lo que los planes de salvamento y rescate terminan prácticamente como meras intenciones.

Finalmente, la Contraloría General manifestó que la inspección y vigilancia a través de las auditorías y visitas ejecutadas por la Supersalud, se ejecutan de una manera laxa, con debilidades de monitoreo, revisión, aprobación y coordinación entre procesos y áreas.

REDACCIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s