EPS Comparta en Boyacá incumple fallo de tutela

Fabián Alejandro Martínez Merchán tiene tan solo cuatro meses de nacido y desde ya enfrenta dos batallas: una tiene que ver con la sospecha de una miocarditis, y la otra con la EPS Comparta que no autorizado su traslado para que sea atendido en un hospital de cuarto nivel.

Loreidi Merchán, es la madre del pequeño Fabián, cuenta que todo inicio el 24 de noviembre cuando a su bebé le dio un quebranto de salud, entonces lo llevó por urgencias al hospital de Sogamoso, allí un doctor lo revisó, y le dijo que era una gripa que debía ser controlada con acetaminofén, doña Loreidi confió en ese dictamen médico.

Los días pasaron y al niño le dio fiebre, presentó una convulsión, luego una crisis que llevó a los médicos a entubarlo y lo remitieron como urgencia vital al hospital San Rafael de Tunja en donde fue estabilizado.

El ama de casa narra que el cardiólogo que lo atendió en el Hospital San Rafael de Tunja, vio una macha en la placa que indicaba que el corazón del menor estaba grande. “Lo que dio en los pulmones afectó el corazoncito que está dilatando, sigue así”.

Ante esa situación el cardiólogo considera que es urgente que el menor de edad sea valorado en un hospital de cuarto nivel, y allí se determine si se le va hacer cirugía o algún tratamiento especial, sin embargo la EPS Comparta es la que tiene que autorizar dicha remisión.

“Comparta es la que nos tiene que autorizar, pero no nos ha buscado el sitio, ellos son los que tienen que mover, pero nos dicen que no hay camas ni contratos, es lo que nos dicen desde el 3 de diciembre”, explica Loreidi.“En la Superintendencia de Salud se ha puesto la queja, y ellos nos responde que están vigilando el caso y ya”.

Al no encontrar respuestas por parte de las entidades de salud la familia del pequeño, interpuso una tutela, ante la juez primera penal municipal, en la que piden que se le garantice la atención de su ser querido con la remisión que pide el cardiólogo se debe hacer a un hospital de cuarto nivel.

Sin embargo, en la madrugada de este 16 de enero se cumplió el plazo para que la EPS Comparta cumpla con la orden judicial y no lo hizo, por lo cual la familia del menor denuncia que esa entidad incurrió en desacato.

Doña Loreidi y Sammy Fabián saben que su hijo tiene una oportunidad de vivir porque existen clínicas y hospitales especializados en cárdio, pero están en manos de la EPS Comparta.

REDACCIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s