Fiscalía descubrió hechos de corrupción en el Hospital Simón Bolívar

La Fiscalía General de la Nación investiga presuntas irregularidades en los contratos de reforzamiento estructural y obras complementarias en la Clínica Fray Bartolomé de las Casas, en Bogotá.

Las anomalías detectadas habrían ocurrido entre 2006 y 2009, y tienen que ver con el supuesto direccionamiento del proceso de contratación con incumplimiento de sus requisitos legales esenciales y el desvío de recursos públicos que habrían ido a parar a los bolsillos del entonces gerente del Hospital Simón Bolívar por concepto del pago de una supuesta comisión.

El 19 de julio de 2006, el Fondo Financiero Distrital de Salud de Bogotá firmó el comodato 622 con el Hospital Simón Bolívar, a través del cual entregó el inmueble de la Clínica Fray Bartolomé de las Casas para que realizara las adecuaciones estructurales necesarias y garantizara el funcionamiento al público.

En ese propósito, el entonces gerente del Hospital Simón Bolívar, Héctor Lemus Montañez, realizó contratos de obra e interventoría. El primer contrato de obra corresponde al 1550 de 2006 destinado al reforzamiento estructural de la Clínica Fray Bartolomé de las Casas y se pactó inicialmente por 1.817 millones de pesos; sin embargo, luego de varias adiciones, se incrementó a 4 mil millones de pesos. Un segundo contrato fue el 2501 de 2017 contemplaba obras complementarias y tuvo un costo cercano a 600 millones de pesos.

Irregularidades

Pago de coimas: según la investigación adelantada, por los dos contratos se habrían pagado sobornos equivalentes al 10% del valor total de los contratos, es decir, aproximadamente 459 millones de pesos.

El peculado por el primer contrato habría sido por $416.344.184 y por el segundo $29.555.251.

Incumplimiento en la ejecución: las obras debían entregarse en 10 meses, pero fueron culminadas en 20 meses. Los contratos habrían sido redireccionados a una empresa que, al parecer, no cumplía los requisitos legales.

Por estos hechos, la fiscal de conocimiento realizó las siguientes imputaciones:

Gustavo Burgos Ramírez, exjefe de planeación del hospital Simón Bolívar. Fue imputado por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y cohecho impropio. Al parecer, habría recibido dinero para agilizar pagos del contrato inicial.

Nidia Esperanza Garzón Morales, interventora de uno de los contratos. Aceptó los delitos de peculado por apropiación y contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

De igual manera, están citados a audiencia de formulación de cargos el exgerente del Hospital Simón Bolívar, Héctor Lemus Montañez, y otros interventores de obras.

El exgerente es investigado por cohecho propio, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado. Lemus Montañez ya había sido citado a diligencia de formulación de cargos pero un familiar suyo presentó una excusa médica en la que certificó que estaba hospitalizado, por lo que la audiencia será reprogramada.

REDACCIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s