Medimás espera bajar su nivel de pérdidas hasta 92% para fin de año

Para cuando la EPS Medimás dio inicio a su trabajo en agosto de 2017, el Tribunal de Cundinamarca le ordenó prestar los servicios que dejó de lado la EPS Cafesalud luego de heredar esa operación. Dicho ejercicio le costó a la compañía alrededor de $480.000 millones.

A ese monto hay que sumarle $150.000 millones que la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) le debe a la EPS. En total, se estaría hablando de $630.000 millones, según comentó el presidente de Medimás, Néstor Orlando Arenas. Ese impacto se vio reflejado en los resultados financieros de la organización en 2018, donde las pérdidas acumuladas llegan a $650.000 millones.

No obstante, las expectativas para 2019 arrojan un nivel de pérdidas menor ante la ausencia de la represa de servicios que Medimás tuvo que resolver el año pasado, por lo que 2019 estaría cerrando con una pérdida de $50.000 millones. Bajo esa premisa, dicho indicador bajaría 92% este año frente a 2018.

Ante este panorama, Arenas agregó que las EPS tienen 10 años para cumplir sus indicadores de habilitación financiera. “Nosotros llevamos año y medio de operación, entonces tenemos ocho años y medio para cumplir nuestros indicadores”.

El patrimonio de Medimás llegó a una cifra negativa de $178.071 millones con corte a octubre de 2018, ¿Cuál es el estado actual?

Nosotros vamos a cerrar 2018 con un patrimonio negativo de alrededor de $180.000 millones porque el cierre financiero oficial todavía no lo tenemos, pues hay plazo hasta el 20 de febrero para reportar a la Supersalud.

Si nosotros miramos las cifras del sistema, hay empresas que tienen hasta $900.000 millones en patrimonio negativo. Lo que dicen los críticos de este proceso es que una EPS con $178.000 millones de patrimonio negativo hay que cerrarla. Lo que siempre hemos dicho es que nos midan a todos con el mismo rasero y exijamos todos que, si todas tenemos patrimonio negativo, entonces ciérrenos a todas.

La EPS tenía 5,1 millones de afiliados cuando comenzó la operación, ¿con cuántos cuentan hoy en día?

Nosotros cerramos en diciembre con 4,03 millones de afiliados en los regímenes contributivo y subsidiado. En el ejercicio que hemos desarrollado desde agosto de 2017 ha habido pronunciamientos de diferentes grupos de interés, entre ellos la Contraloría, la Procuraduría y la Supersalud, que nos está haciendo una vigilancia permanente.

En octubre de 2018, el Procurador General de la Nación dijo que intervenía Medimás y que iba a hacer la distribución de los afiliados en todas las EPS. Esto lo único que hizo fue generar un pánico colectivo, no solamente en los afiliados, sino en todos los grupos de interés.

En el Plan Nacional de Desarrollo se ha incluido un artículo que fortalece la vigilancia y el control en el cambio accionario, fusión o compra-venta sobre la propiedad de las EPS de hasta 10% ¿Cómo entra a jugar este factor con la venta de la EPS a Dbms?

Frente a lo que está establecido en el Plan de Desarrollo, por cualquier transacción que se dé, si se transfiere la propiedad de más de 10% de las acciones de una EPS, la Supersalud tiene que hacer una rigurosa vigilancia al proceso.

El proceso con Dbms quedó en standby en virtud del pronunciamiento del Tribunal de Cundinamarca, donde dijo que ese proceso queda detenido hasta que no se garantice la tranquilidad de la procedencia del inversionista.

El mensaje aquí es que este proceso que estaba llevando a cabo este inversionista era una oportunidad muy importante para que la agente liquidadora de Saludcoop recibiera unos recursos frescos por la venta de las clínicas de Esimed, y se sentara con todos los proveedores que han salido golpeados a decirles “lo que le debía, aquí está”. No se sabe si vamos a llegar al final de eso.La Supersalud anunció una revocatoria parcial en el funcionamiento de la EPS en los departamentos de Chocó, Cesar y Sucre, ¿Hay riesgos de perder usuarios?

No hay una oferta clara sobre la mesa

A pesar de que se filtró en medios de comunicación que la oferta de Dbms por las acciones de Prestnewco, propietaria de Medimás, y las acciones de Prestmed, propietaria de Esimed y de las clínicas llega a US$380 millones, Arenas mencionó que “hoy no hay una oferta clara sobre el tema. Muy seguramente, lo que hubo fue un interés”. A su vez, comentó que ese ejercicio se ha hecho en el ámbito de los accionistas. “Como el presidente de esta compañía he estado retirado de esta operación porque no soy el que tomo las decisiones de vender o no vender”, agregó.

Hay una duda que está latente en medio del negocio con Dbms, y es si la compra de la EPS incluye también el pago de las deudas que hoy en día tiene la entidad, que llegan a más de $300.000 millones en régimen contributivo y subsidiado ¿Han hablado de ese tema?

La operación de la compañía en prestación de servicios, es decir, la facturación que nos hacen la red de clínicas y hospitales que nos prestan servicios vale más o menos $320.000 millones mensuales. Esas deudas quieren decir que eso es un mes de operación, entonces uno no requiere capital de inversionistas o capitalización de la compañía para cumplir con un ciclo de rotación de cartera normal.

Nosotros estamos en 75 días de rotación de cartera, que está inclusive por debajo del referente del sector, y eso también da la tranquilidad a todos los proveedores de que tener en cuentas por pagar de $300.000 millones no debe generar ninguna preocupación.

REDACCIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s