Menores de 1 año no deberían estar expuestos a pantallas de celular ni de TV: OMS

En una serie de nuevas recomendaciones, la Organización Mundial de la Salud también advirtió que quienes tienen entre 2 y 4 años no deberían pasar más de una hora diaria frente a pantallas del computador o de la televisión. Aumento del sedentarismo y complicaciones en la calidad del sueño, algunos de los problemas que están generando estos artefactos.

“Lograr la salud para todos significa hacer lo mejor para la salud desde el inicio de la vida de las personas. La primera infancia es un período de rápido desarrollo y una época en la que los modos de vida familiar pueden adaptarse para mejorar la salud”.

Con esas palabras, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), presentó una serie de nuevas recomendaciones que, de ahora en adelante, deberían tener en cuenta todos los papás y todas las mamás.

Según la OMS, los menores de 1 año no deberían estar expuestos a ningún tipo de pantallas electrónicas como celulares, tabletas, televisores o computadores. Y quienes tienen entre 2 y 4 años tampoco deberían pasar más de una hora frente a estos aparatos.

¿La razón? De acuerdo con el organismo, este tipo de artefactos están influyendo en los índices de sedentarismo y afectando la calidad del sueño.

Lo ideal, dice la OMS, es que quienes tienes menos de 12 meses de edad estén físicamente activos a lo largo del día. En momentos de inactividad, lo aconsejable es que el cuidador o cuidadora les lea un cuento.

Con respecto a los niños de 1 año, no se recomienda que pasen tiempo en actividades sedentarias ante una pantalla (como ver la televisión o videos o jugar a juegos en la computadora). Para los niños de 2 años, el tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora”, indica.

En palabras de Fiona Bull, directora del programa de vigilancia y prevención poblacionales de enfermedades no transmisibles de la OMS, “aumentar la actividad física, reducir el sedentarismo y garantizar un sueño de calidad para los niños pequeños mejorará su salud física y mental y su bienestar, y ayudará a prevenir la obesidad infantil y las enfermedades asociadas a ella en etapas posteriores de la vida”.

REDACCIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s