Claves para la salud visual

John Cetina. Médico cirujano especialista y máster en Oftalmología 

Son varios los factores que pueden afectar la visión de una persona: la exposición directa a la luz solar, tener una dieta desbalanceada o destinar las visitas al oftalmólogo solo para los momentos de urgencia. John Cetina, médico que lleva más de 25 años trabajando por la salud ocular de los boyacenses, recalca la importancia de acudir a revisiones frecuentes donde intervengan diferentes expertos no solo en los momentos en que se presenta alguna molestia palpable sino desde temprana edad, de manera preventiva, para detectar enfermedades como glaucoma, catarata, vitreo retinopatías congénitas y estrabismos.

Es por eso que ha enfocado su trabajo en transmitir este mensaje primero en su tierra, Boyacá, y después en todo el país: “hemos atendido, diagnosticado, operado y rehabilitado exitosamente a más de 100.000 pacientes en el departamento (muchos de ellos dentro de la labor social que hacemos) y creamos un programa líder de lucha contra la ceguera y las enfermedades de los ojos.  Con el apoyo de la banca colombiana inauguramos recientemente en Bogotá unas salas de cirugía que usan tecnologías vanguardistas que nos permitirán realizar microcirugías y procedimientos de alta precisión para tratar cataratas, glaucomas, presbicia, miopía, hipermetropía, astigmatismo, pterigión, enfermedades de los párpados, lesiones de la retina y la órbita, entre otros”, afirma Cetina.

Sus estudios comenzaron en la Universidad Nacional de Colombia y posteriormente hizo su maestría en oftalmología con la Universidad Católica de Salta Argentina.

Al terminar sus estudios decidió regresar a su natal Boyacá porque como él mismo afirma, “los boyacences somos muy apegados a la tierra”, y fue Tunja la ciudad escogida para abrir su clínica oftalmológica, Opticlínicas, que cuenta con gran reconocimiento y el certificado internacional de Calidad ISO 9001:2008 que otorga Bureau Veritas Certification.

El departamento de imágenes de Opticlínicas cuenta con equipos de alto desempeño tecnológico como aberrómetro y topógrafo ocular, biómetros ultrasónicos, campímetros computarizados, tonómetros digitales, cámaras retinales, tomógrafos oculares, ecógrafo,  pentacam AXL, que es un analizador tridimensional para cálculos muy precisos del ojo, útiles en la planeación de cirugías. También se realizan test de colores, pruebas de estereopsis y sensibilidad al contraste.

“La oftalmología del país está preparada para atender a pacientes nacionales e internacionales que seguramente generarán divisas y contribuirán con el desarrollo de Colombia. Nuestro principal objetivo será disminuir las cifras alarmantes de morbimortalidad ocular”, comenta John Cetina.

Recientemente inauguró otra sede de la clínica, esta vez en Bogotá, donde cuenta con cinco tipos diferentes de láser, herramientas indispensables para el tratamiento de diversas patologías y defectos oculares:

  1. Yag láser: para iridotomías en la prevención del glaucoma y tratamiento de cataratas secundarias.
  2. Argón láser: para el manejo de la diabetes ocular y lesiones retinales como agujeros y desgarros. También funciona para algunas lesiones vasculares del ojo.
  3. Láser SLT: útil para la trabeculoplastia y para disminuir la presión intraocular en casos especiales de glaucoma.
  4. Láser excimer: para la corrección de miopía, hipermetropía, astigmatismo y casos seleccionados de presbicie.
  5. Intralase: se usa en el transplante corneal e implante de anillos intracorneales para el queratocono y lasik avanzado.

Es miembro de la Sociedad Europea de Cirujanos Refractivos y de Catarata, la Asociación Panamericana de Oftalmología, la Sociedad Colombiana de Oftalmología, la Asociación Colombiana de Retina y Vítreo y la Asociación de Exalumnos de la Universidad Nacional de Colombia. Además, ha recibido condecoraciones como la Orden de la Libertad en el grado de Gran Oficial que le confirió el gobernador de Boyacá en 2011 por su trayectoria y aportes a la salud de los boyacenses y la economía del Departamento, y en 2016 Carlos Andrés Amaya, gobernador de Boyacá, lo condecoró con el Bicentenario de la Batalla de Boyacá en el grado de Plata por su contribución al estado de la salud en el departamento y por su carrera profesional de más de 25 años.

La responsabilidad social es fundamental en su trabajo. Durante su trayectoria ha emprendido jornadas de prevención de la ceguera en pueblos de Boyacá. “Hemos llegado a diferentes municipios en donde los pobladores nunca se han hecho revisar los ojos y tampoco se han sometido a una operación. Siempre hemos tenido una visión en la que el trabajo por los demás es primordial, por eso, también tenemos junto a mi familia, empleados y amigos, una pequeña reserva natural donde sembramos especies nativas de árboles para atraer especies de fauna y compensar nuestra huella de carbono”, finaliza.

Opticlínicas está disponible para atender a todos los pacientes o profesionales de la medicina que deseen utilizar sus tecnologías y mantener o mejorar su salud visual.