¿Guerra mediática contra Medimás?

OPINIÓN

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de LosInfiltrados.

En los últimos días se profirieron dos fallos de primera instancia por parte del Tribunal Superior de Cundinamarca en los que ordena, en primer lugar, anular la venta de los afiliados de Cafesalud a Medimás, efectuada hace menos de dos años y, en segundo, que estos usuario ahora sean repartidos en otras Entidades Promotoras de Salud (EPS), “para garantizarles el acceso a servicios de salud oportunos y de calidad”.

Casi que de inmediato, la defensa jurídica de Medimás interpuso una apelación para que este trámite, el del traslado de sus afiliados a otras aseguradoras, fuera llevado por el Consejo de Estado, argumentando que la medida del Tribunal de Cundinamarca viola el principio al debido proceso. En consecuencia, el fallo no debe tener efecto hasta tanto el alto tribunal no se pronuncie.

Sin embargo, aunque el Consejo de Estado aún no ha emitido ningún pronunciamiento sobre el tema, mientras analiza los documentos presentados por Medimás, los entes de control, apalancados en los medios de comunicación, han comenzado a ejercer presión mediática para viciar la decisión del Consejo de Estado y, peor aún, ya comenzaron a “ejecutar” ellos mismos el fallo en primera instancia del Tribunal de Cundinamarca.

Prueba de ello es que, solo tres días después de la declaración del Tribunal de Cundinamarca, el propio Ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, sin esperar las consideraciones del Consejo de Estado, le dijo a la prensa nacional que ya tenía la lista de las 14 EPS a las que serían trasladados los usuarios de Medimás. Lo más grave de esto, es que nueve de estas están en igual o peor condición financiera que Medimás, como consta en el más reciente Informe de
Seguimiento de Indicadores Financieros de Permanencia para EPS de la Superintendencia Nacional de Salud, publicado en febrero de este año.

Sumado a esta situación, la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) retuvo en días pasados y, sin razón alguna,  recursos por más de 80 mil millones de pesos que debían ser girados a 48 Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) de la red de Medimás, las cueles atienden a cerca de 2 millones 400 mil afiliados de los 3 millones 800 mil con los que cuenta la EPS.  Por esta razón, estas IPS dejaron de prestar servicio y generaron traumatismos severos en la atención de los usuarios.

La ADRES dijo en su momento que el contralor designado por la Superintendencia Nacional de Salud, Never Mejía, no había habilitado el pago, pero no dio las razones por las cuáles este mantenía retenido el dinero y la Supersalud tampoco dio explicaciones. Luego de una rifirrafe en medios de comunicación entre Medimás EPS y la ADRES, Never Mejía decidió liberar una parte de los recursos, sin embargo, las deudas aún continúan, y esto sigue impactando severamente en la prestación de los servicios de salud de los afiliados a Medimás.

En consecuencia, el fallo del Tribunal de Cundinamarca, las declaraciones del Ministro Sobre el traslado de pacientes y las medidas tomadas por la Superintendencia Nacional de Salud y la Adres, todas en menos de dos semanas, han generado pánico económico en la red de prestadores que han dejado de prestar servicios y los usuarios que se han quedado sin acceso a la salud.

Así las cosas, las nuevas directivas de Medimás EPS intentan en este momento recuperar la confianza de sus prestadores, al tiempo que luchan por ejecutar un modelo financiero que optimice los recursos y mejore la operación de la EPS, sin embargo, el daño ya está hecho y son cada vez más los prestadores que rompen relaciones comerciales con Medimás y más los afiliados que interponen peticiones, quejas y reclamos. Esto derivará en que Medimás no va a podría cumplir con los indicadores de gestión solicitados por la Superintendencia Nacional de Salud para el mes de julio.

En resumen, son varios los actores que han intentado por distintos medios ahogar a la EPS para justificar su liquidación y, como no lo han logrado en los estrados judiciales, ahora esperan hacerlo con un golpe proveniente de un ente de control: el de la Supersalud que aducirá en los próximos días el incremento de las PQR’s y, muy probablemente, podrá pedir intervención inmediata de Medimás y así poder manejar ahora a su antojo a la EPS y darle a sus casi 4 millones de afiliados a los mejores postores.

Podríamos pensar que aquí acaba esta historia, pero aún falta. Este 22 de mayo, el Ministerio de Salud publicó el borrador de decreto para el traslado de pacientes de EPS que estén bajo medida de vigilancia y con riesgo de ser liquidadas, como es el caso de Medimás. Si bien el documento no nombra a ninguna EPS, los medios de comunicación, en su gran mayoría, decidieron titular sus notas: “Listo decreto para traslado de usuarios de Medimás”, el cual terminó de generar caos entre pacientes y proveedores que abandonaron a Medimás agudizando su situación actual y sin que aún exista una medida de fondo en cuanto a su futuro.

Así las cosas, pareciera ser que, a pesar de que para nadie es un secreto de que Medimàs EPS Tiene problemas internos, existe un ataque del ya denunciado cartel de la salud en el que algunos corruptos pretenden liquidar EPS para trasladar usuarios a otras que les ofrecen coimas. Por este caso, Guillermo Grosso, exinterventor de SaludCoop, y Eva Carrascal, exfuncionaria de la Supersalud, están presos actualmente; mientras que el contralor de la Supersalud en Medimás, Never Mejía, ha sido denunciado en varias oportunidades por casos irregularidades y similares en la liquidación reciente de Comfacor, sin que nadie alerte esta situación.

Por lo pronto, parece que los ataques contra la EPS Medimás continuarán como ha sucedido casi desde su nacimiento, hasta que por fin sea liquidada. Y es a que dos semanas de su creación, la EPS ya tenía medida de vigilancia de la Supersalud, al año el Procurador Fernando Carrillo intentó reversar su venta y, desde enero de este año, el Tribunal de Cundinamarca enfilo sus garras en contra de la EPS con Medidas cautelares y fallos en su contra, sin contar otras medidas de otros órganos de control y de vigilancia.

@Sofiacasme en Twitter


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s