Ataque neuronal: la tercera enfermedad que causa más muertes en el país

El ataque cerebrovascular (ACV) es la tercera causa de muerte en el mundo. Ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre o se presenta sangrado en las arterias que van al cerebro.

El neurólogo Javier Francisco Torres explicó que el ACV se reconoce como la principal causa de discapacidad en Colombia, pues cuánto más tiempo ocurra entre la detección de los síntomas del ataque y la atención médica, mayor es el riesgo de daño cerebral severo.

“Los daños cerebrales inician desde los primeros síntomas, ya que cada segundo que pasa mueren millones de neuronas que controlan alguna función del cerebro. Es muy importante que si una persona presenta algunos de los síntomas del ataque cerebrovascular, acuda inmediatamente a una institución adecuada”, sostuvo el especialista. Asimismo, el neurólogo mencionó que la mayoría de los accidentes cerebrovasculares se producen en personas mayores de 50 años. No obstante, también se pueden presentar en jóvenes entre 15 y 45 años de edad.

“Hoy en días el ACV es la tercera causa de muerte por enfermedad en Colombia y la primera causa de discapacidad por enfermedad en el país”, aseguró el especialista.

Actualmente, La Red Colombiana Contra el Ataque Cerebrovascular (ReCavar) y algunas secretarías de salud de distintas ciudades están trabajando para formar una red de hospitales y clínicas preparadas para atender este tipo de casos en todo el país, ya que todas las entidades no cuentan con los requerimientos técnicos para atender este tipo de ataque. “Cada hospital debería contar con un equipo médico completo que logre intervenir de manera efectiva un ACV. El tiempo es muy corto para trasladar de un lugar a otro, por todas las complicaciones externas que se tienen. Se cuenta con 4.5 horas para no dejar grandes secuelas, por eso es fundamental capacitar el equipo médico para que actúen oportunamente”, expuso Torres.

De igual manera, el médico aseguró que las causas más comunes de la enfermedad pueden ser modificables y no modificables.

“Las causas no modificables provienen de factores genéticos, la edad y la raza. Dentro de los factores que sí podemos cambiar se encuentran el tabaquismo, sobrepeso, mala dieta, sedentarismo, colesterol elevado y las enfermedades cardíacas”, argumentó Torres.