Hospitales públicos de Villavicencio y de Cartagena son ejemplo en expansión

En dos ciudades bastante distantes una de la otra hay dos experiencias para destacar a la hora de hablar de expansión hospitalaria y de aumento de las capacidades en atención para la epidemia del covid-19. Uno es el Hospital Departamental de Villavicencio y el otro es el Hospital Universitario del Caribe, los cuales lograron sumar, significativamente, camas en Unidades de Cuidados Intensivos en tres meses. Lo más destacable es que ambos son de carácter público.

Hospital Departamental de Villavicencio

Para el 17 de febrero, cuando aún el covid-19 no había llegado a Colombia, el Hospital Departamental de Villavicencio activó su plan de contingencia, el cual ha venido trabajando articuladamente con el ente territorial y la Superintendencia Nacional de Salud.

“Todos los días tenemos experiencias para fortalecernos desde tres enfoques que son transformación, conversión y ampliación de la capacidad instalada”, dijo Maryury Díaz, gerente de esta ESE, durante el programa Prevención y Acción de la Presidencia de la República.

En relación a la transformación, el hospital remitió los pacientes de salud mental a instituciones privadas para transformar las camas de hospitalización a internación de adultos, ampliando así la capacidad a 29 camas.

También se hizo conversión de 36 camas de internación de adultos para convertirlas en unidades de cuidado intermedio con el objetivo de brindar atención de pacientes covid-19. Y en relación a la ampliación de las camas hospitalarias, se logró una ampliación de 50 camas en el polideportivo y también 64 camas UCI distribuidas en dos carpas médicas.

“Así, el Hospital Departamental de Villavicencio impacta en 14 municipios aproximadamente, es centro de referencia de la Orinoquia y queda con la dotación para la atención de pacientes con 64 unidades de cuidado intensivo”, expuso Díaz.

Hospital Universitario del Caribe

El gerente Felipe Aguirre contó que al comenzar 2020 el Hospital Universitario del Caribe apenas tenían 10 camas UCI. En febrero, tras conocer la inminente llegada del covid-19 a Colombia, identificaron la necesidad de tener más UCI. “Es así como a través de la Supersalud nos hicieron una mesa de flujo para tener mayores recursos y poder proceder en la búsqueda de dotación de UCI”, indicó.

De esta manera, para marzo el hospital había logrado adquirir con recursos propios seis ventiladores e inició un trabajo con la empresa privada para sumar otros 8 ventiladores, alcanzando 24 camas UCI al final de ese mes. “Ya para abril, bajo un esfuerzo propio y de la empresa privada, subimos a 34 camas y, a la fecha, con la ayuda del Gobierno Nacional el hospital ya dispone de 63 camas de UCI para la ciudad”, dijo Aguirre, precisando que todavía es necesario seguir ampliando el número de camas.

Adicionalmente, el director anunció que están haciendo gestiones con la empresa privada para sumar más camas UCI. “Estarían llegando entre 12 y 14 más, y es así como nos preparamos para atender de la mejor manera posible a la población que requiere los servicios del hospital”, concluyó.

.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s